FANDOM


Toni Alcántara Fernández, es un personaje protagonista de la serie. Es hijo de Antonio Alcántara y Mercedes Fernández.

Vida temprana Editar

Nacido en febrero de 1950 Toni aparece reflejado en los primeros capítulos como un joven al que sólo le interesa salir y pasarlo bien, pero que con su entrada en la universidad, donde estudia derecho, comienza a tener inquietudes políticas. Su relación con una compañera de clase, Marta Altamira (Anna Allen), le hace cambiar su forma de ver la realidad. Su proceso de iniciación en la vida política -desde posiciones izquierdistas- corre parejo a su maduración personal, fruto de una experiencia dolorosa: los dos jóvenes son detenidos por su actividad política, Marta aborta espontáneamente un hijo suyo y, poco después, es enviada por su padre, un importante hombre del régimen franquista, al extranjero.

Un año más tarde Toni inicia una relación sentimental con Clara, su vecina, 14 años mayor que él y madre soltera de Josete, relación que se rompe cuando Merche descubre el noviazgo y se enfrenta violentamente a Clara, llegando a amenazarla y a darle una bofetada. Toni lo pasa mal porque estaba muy enamorado de Clara, pero ella cree que es lo mejor para ambos. Tras la ruptura con Clara, Toni inicia relaciones esporádicas con varias chicas, una de ellas la fotógrafa Mila, que en 1972 logra convertirse en su novia. A pesar de lo bien que se entiende con ella y de lo mucho que Mila lo quiere, su noviazgo se rompe cuando Toni le es infiel con Marta, con quien se ha reencontrado por sorpresa cuando ella está a punto de casarse. Mila los descubre besándose el día en que Toni está a punto de dejar a Marta y rompe definitivamente con él, tras lo cual Toni se da cuenta de que quería a la fotógrafa más de lo que creía y se arrepiente de haberla perdido. Más adelante Toni y Marta vuelven a encontrarse, ella ya separada de su marido, y vuelven a iniciar un noviazgo que en principio no es aceptado por el resto de la familia Alcántara, ya que Marta legalmente está casada y sin posibilidades de divorciarse. La pareja no se rinde y logra que los padres y la abuela de Toni terminen por aceptar que quieren estar juntos. Sin embargo en 1974 Marta, que milita en el PCE, decide marcharse a Francia a propuesta del partido, razón por la que la relación entre Toni y ella se enfría. Finalmente acaban rompiendo.

Tiempo después Toni conoce a Juana, una compañera de trabajo con la que inicia una relación. Pese a que se llevan bien, entre la pareja surgen algunos escollos, principalmente que ella quiere tener hijos al año de vivir juntos y él prefiere esperar, del mismo modo que Toni no quiere casarse con Juana legalmente porque no cree en el matrimonio, aunque finalmente terminan casándose por lo civil en Gibraltar. Otros hechos que dificultaron la relación de pareja fue la infidelidad de Juana con un amigo común cuando ella le pidió a Toni que se fueran a vivir juntos meses después de empezar su relación y él quiso pensárselo, además de la presencia de Marta, con quien Toni volvió a encontrarse en 1975, ya que Altamira quería volver con Toni y aunque él se negó, Juana creía que su novio la engañaba. Finalmente Juana se quedó embarazada en 1977 pero sufrió un aborto que provocó un distanciamiento con Toni, ya que la pareja no vivió la pérdida de la misma manera. Juana acabó dejando a Toni pero pocos días después volvieron a acostarse antes de discutir de manera acalorada. Juana quedó embarazada de nuevo tras ese encuentro pero decidió ocultarle el embarazo a Toni porque la ruptura aún estaba reciente y era dolorosa para ella. Cuando el niño tenía dos años Toni se encontró a Juana en una manifestación y descubrió su paternidad. Ella en principio no quiso que viera al pequeño Santiago pero al final aceptó que Toni tenía derecho a ejercer su paternidad, aunque el pequeño siguió viviendo con su madre.

Laboralmente Toni ha tenido diferentes empleos, aunque sus profesiones más destacadas han sido la abogacía y el periodismo, que ejerce actualmente pese a que él en realidad estudió la carrera de derecho.

Adultez Editar

Meses más tarde tiene que incorporarse al servicio militar y en el ejército conoce a Mario (Mikel Losada) y Álvaro (Nacho Casalvaque). Los tres comenzarán a repartir propaganda antifranquista. Finalizada esa etapa comienza a trabajar con Eugenio, el novio de su hermana, en la construcción de un edificio, donde, debido a las malas condiciones de trabajo, se produce la muerte de un obrero, casado apenas veinticuatro horas antes. Dicho suceso le reafirma en su ambición de ser un abogado laboralista. Paralelamente mantiene una relación sentimental con Clara que lo aproxima a la triste realidad de las mujeres marginadas por la sociedad por su condición de madres solteras. Mercedes, al conocer la existencia de dicha relación, la cortará de raíz.

Al año siguiente comienza a trabajar en el diario Pueblo, donde conoce a Mila (Irene Montalà), una fotógrafa con la que comienza una aventura amorosa que finaliza con la reaparición de Marta, la antigua novia de Toni, prometida con Alejandro (Alejandro Navamuel), un hombre que espera la muerte de Franco para cobrar protagonismo en la transición desde su militancia en el PSOE. A pesar de su compromiso, Marta no ha dejado de querer a Toni, y tras haberse casado con Alejandro, comete adulterio con él. Toni finalmente decide no comprometerse con nadie y se vuelca de pleno en la actividad política, militando junto a un compañero del periódico Chema (Miguel Hermoso Arnao), en la clandestina Liga Comunista Revolucionaria (LCR). Esto lo lleva a fingir estar casado con Aurora (Carla Calparsoro), compañera del partido con la que convive en un departamento que en realidad utilizan para imprimir panfletos. Sólo tres personas ajenas a su militancia comunista tienen conocimiento de ella: sus hermanos Carlos, quien le descubre un DNI falso, e Inés, y Eugenio, quien se encargará de arreglar la máquina de imprimir cuando Toni se lo pida. Mientras tanto, un policía que ya lo había detenido, el inspector Dávila, lo vigila de cerca. Por si fuera poco, Alejandro le confiesa que está celoso.

Después conoce en el diario Pueblo a Juana (Cristina Alcázar) con quien tiene una bonita relación, incluso se casan en Gibraltar, y cuando Toni descubre que Juana espera un hijo, se sorprende, pero cuando los Alcántara se mudan a su nuevo barrio dejándole la antigua casa a Toni y a Juana, Juana pierde al hijo y eso rompe con la relación que tenían. Tras el exilio de su hermana Inés en Argentina, vive con ella. Tocado y hundido tras su separación, empieza a recuperar la ilusión junto a Cecilia, una alocada camarera argentina, amiga de Inés en el país del Plata. Un tiempo después se entera de que Inés está metida en drogas y con la ayuda de su familia y de Eugenio sale adelante. Estando Inés recuperada y tras haber perdido su empleo como abogado, decide instalarse con Cecilia en Roma. Un año más tarde, con motivo de la enfermedad de su madre, Mercedes, vuelve a Madrid y comienza a trabajar en la radio. Será en una manifestación de tipo feminista donde se reencuentra con su ex, Juana, a la que ve con un niño que, según su edad, probablemente sea su hijo. Juana le confirma más tarde a Toni que es el padre de su hijo, Santiago.

Decada de los 80 Editar

El 23 de febrero de 1981, mientras informa en la radio la investidura presidencial de Leopoldo Calvo Sotelo, le sorprende el intento de Golpe de Estado (23-F), que el Teniente Coronel Antonio Tejero Molina, de la Guardia Civil, llevó a cabo en las Cortes Españolas. Los reporteros asistentes son liberados y frente al Hotel Palace (donde se habían improvisado las oficinas de la prensa y demás) conoce a Sancho, el actual compañero de Juana, quien se muestra celoso de él. Juana le dice que se irá a Londres, donde a Sancho le han dado un puesto en la Embajada española.

Después de que su hermano Carlos encuentra una cinta de video que Juana envió de Londres y mientras viajan con Inés a Sagrillas, Carlos le encuentra una foto de Santiago en la cartera y Toni les confiesa que es su hijo con Juana, pero que por el momento no desea decir nada a sus padres.

Juana regresa de Londres, tras fracasar en su relación con Sancho, Inés le ofrece alojamiento a Juana y al niño, tras revelarle a Toni que Sancho es un hombre posesivo, de carácter autoritario y despótico. Tras un breve conflicto con Sancho, Toni le echa de la casa de su hermana y se marcha con Juana a Sagrillas donde por fin revelan a Antonio, Mercedes, Herminia y María, que Santiago es hijo suyo y de Juana.

Toni se marcha un tiempo a Londres, para estar más cerca de Santiago, allí trabaja como promotor de espectáculos. Regresa brevemente a España para ayudar a su hermano Carlos, que está preso en Carabanchel, culpado de tráfico y posesión de drogas. Cuando Carlos queda libre de los cargos, ambos regresan un tiempo a Londres.

En 1982, Toni, vuelve a España y vive en el piso de su hermana Inés, dedicándose al periodismo investigativo. Es entonces cuando empieza a investigar una serie de robos a bancos, lo que le lleva a descubrir que la policía estaba compinchada con los asaltantes y así se quedaban parte del botín. La investigación le lleva hasta Tánger (Marruecos), donde sufre un accidente de coche debido a que los mismos policías que investigaba le habían saboteado los frenos. Tras el accidente que sufre en Tánger, se confirma que finalmente no muere como se había especulado y Toni regresa a Madrid con la ayuda de sus padres, Mercedes y Antonio.